Estás aquí

Sant Jordi

Un tradicional pueblo ibicenco con su correspondiente iglesia de cal blanca y una bonita plaza céntrica junto a Playa d’en Bossa, además de una óptima variedad de bares y restaurantes

camera

Este tradicional pueblo ibicenco está situado al sur de la isla, cerca del aeropuerto y de la localidad turística de Playa d'en Bossa. La ciudad de Ibiza queda bien próxima en coche. Visitarla merece la pena, aunque solo sea por unas horas. Es uno de los lugares que se sigue nombrando principalmente con su nombre original en catalán, en vez de la versión castellana “San Jorge”.

La iglesia

El centro de Sant Jordi está dominado por su impresionante iglesia-fortaleza, la mejor conservada de la isla. Se cree que sus orígenes se remontan al siglo XIV y fue levantada para saciar la sed espiritual de los trabajadores de Las Salinas. Sus gruesos muros y almenas tienen su razón de ser en la necesidad que tenía la población de protegerse de los continuos ataques de los piratas.

Bares y restaurantes

Hay una plaza encantadora bordeada de árboles junto a la iglesia. En la plaza y sus alrededores encontrarás buenos restaurantes, pequeñas cafeterías y bares de los de toda la vida. Es Tancó tiene una selección fantástica de pizzas, que muchos consideran las mejores de la isla, para comer en la bonita terraza o para llevar, también disponen de servicio a domicilio. El Rasca Lobos te ofrece platos de ayer y de hoy utilizando ingredientes de la tierra además de un surtido variado de tapas. Enfrente se encuentra el Vinyl, frecuentado por residentes de todas las zonas de la isla, atraídos por su ambiente agradable, unas hamburguesas caseras extraordinarias y unos cócteles insuperables.

Supermercados y tiendas

Si te alojas en Playa d'en Bossa podrás hacer las compras en los grandes supermercados de Sant Jordi, ahorrándote un dinero en comparación con los comercios situados en el resort. Cerca quedan también los comercios del barrio de Can Bellotera, en la carretera de Ibiza ciudad hacia San José, muy frecuentados por las personas que se alojan en Villas de la zona. Cuenta con una panadería francesa, pescadería, tienda de vinos y un ultramarinos que vende frutas, hortalizas y huevos producidos exclusivamente en la isla. El bar Can Bellotera y el restaurante de enfrente del mismo nombre y dueño son muy populares. Continuando por la carretera en dirección a San José, a menos de 1km encontrarás el restaurante Cas Costas, templo de degustación de la carne a la parrilla más sabrosa de la isla. Cas Costas también cuenta con un fantástico supermercado ecológico, y venden alimentos y bebidas hasta tarde, incluso los Domingos.

Mercadillo de Sant Jordi

Por el Hipódromo de Sant Jordi hace tiempo que no trotan caballos, así que ahora es más conocido por su rastrillo semanal que llena el espacio los sábados de todo el año con puestos con todo tipo de curiosidades hechas a mano y objetos de segunda mano. Por todo el amplio recinto encontrarás libros, ropa, joyas de la India, muebles, objetos de ocasión e incluso alimentos producidos en la isla. Date una vuelta a ver si resulta que eres un genio del regateo y acabas encontrando una ganga. También hay un bar-cafetería con precios económicos. Al acabar el mercadillo se reúnen unos cuantos músicos a tocar los tambores, creándose un ambiente súperespecial con el eco de los tambores resonando entre las paredes del hipódromo.

Fiestas de Sant Jordi

Todos los años el pueblo de Sant Jordi celebra sus fiestas patronales, una bienvenida a la primavera con actividades y una pequeña feria que se inicia en Abril y acaba hasta bien entrado Mayo. El día mayor de las fiestas es el 23 de abril, el día de Sant Jordi, cuando el pueblo saca en procesión a sus imágenes sagradas y los vendedores de artesanía y de productos de la huerta ocupan las calles céntricas. Al caer la tarde hay música en vivo en la plaza para vecinos y visitantes. Este es el día en que se intercambian libros y rosas rojas entre las parejas. Unas semanas antes podrás encontrar el programa de actividades en nuestro calendario de eventos.

Sant Jordi es uno de esos lugares tradicionales que te sorprende por todo lo que te puede ofrecer, así que márcalo en el mapa y guárdate un día de tus vacaciones por lo menos para visitarlo.

Contenido relacionado