Estás aquí

21 en Ibiza: ¿qué puedo hacer?

Un agosto caluroso y húmedo todavía garantiza la aventura en Ibiza 2021.

Translated by

Con las discotecas en segundo plano en lo que va de 2021, los jóvenes adultos podrían preguntarse cuál es la mejor manera de completar su itinerario de vacaciones en Ibiza. No hay de qué preocuparse. A pesar del vacío que han dejado las pistas de baile, la isla tiene actividades y aventuras de sobra para que los veinteañeros se queden más que satisfechos.

En esta ocasión, retamos a nuestro nuestro colaborador esporádico, profesional y aventurero Linus y su novia a participar en una semana llena de acción. Esto es lo que hicieron durante 7 calurosos y ajetreados días principios de agosto.


Muchos jóvenes viajan a Ibiza para ir a pool parties llenas de gente al ritmo de música balear. Sin embargo, mientras Amnesia, Privilege y Pacha siguen inactivos un año más, descubrimos que la isla es mucho más que la capital europea de las discotecas.

San Antonio, donde acuden muchos jóvenes y turistas, ofrece bares bulliciosos que dan el habitual ambiente animado de Ibiza y llenan el vacío dejado por los cierres de clubes, aunque con restricciones covid todavía vigentes. Y si estás en modo relax, una opción en el paseo marítimo es Bam Bu Ku que ofrece cine al aire libre.

También pasamos nuestra última noche en San Antonio en Ample 32, con una hermosa vista del atardecer. Las raciones son generosas y tienen un precio razonable, por lo que compartir algunos entrantes entre los dos fue más que suficiente. Transcurriendo por el Sunset Strip, Café Mambo es un gran lugar para ver la puesta de sol, tomar alguna bebida y disfrutar de un ambiente de fiesta.

Sin duda, uno de los momentos más destacados de nuestra semana fue la tarde que pasamos en Ibiza Rocks. Fat Boy Slim hizo de DJ con su habitual nivel de clase mundial, recordándonos cuánto ama Ibiza y que Ibiza lo ama a él. Las bebidas fluían, el sol brillaba y las vibraciones eran geniales. El equipo de seguridad mantuvo a todos a salvo y ayudó a que el evento se desarrollara sin problemas. Si tienes la oportunidad de asistir a Ibiza Rocks, te recomendamos que lo hagas.

¿Te apetece una aventura un poco más tranquila? Echa un vistazo a Cala Gració, justo al lado de San Antonio. La playa no es particularmente grande, pero hay un gran restaurante de pescado y marisco que sirve pescado fresco. A 12 € por 5 sardinas con patatas fritas o ensalada con vistas al mar, es difícil quejarse. El plato de atún también estaba delicioso, y la paella fue un gran éxito en las mesas que nos rodeaban. Los mojitos eran fuertes y refrescantes, algunos de los mejores que hemos probado durante la semana, y a solo 6,50 €. La posidonia hace que el agua parezca un poco más verde que en otras playas, pero se vuelve más clara una vez que nadas.

Lejos de San Antonio, Playa d'en Bossa ofrece una escena animada con una larga franja de arena que significa más espacio en la playa. El paseo marítimo está lleno de clubes de playa, y recomendamos especialmente el elegante lugar, Tuk Tuk , donde disfrutamos de arroz negro, cerveza y patatas bravas. También en Bossa se encuentra, Emove Rents y Tours, donde alquilamos una scooter que nos permitió acceder a lugares que de otro modo no habríamos podido visitar.

Pasamos la semana en una Vespa roja nueva, explorando carreteras costeras hacia Cala d'Hort, una hermosa playa con un restaurante fantástico, agua clara y excelentes vistas de Es Vedrà. Ten en cuenta que reservar el restaurante con anticipación es esencial durante el verano y es mejor llegar temprano a playas más pequeñas y apartadas para asegurar los mejores lugares en la arena.

A 40 minutos en coche desde San Antonio, llegarás a la localidad de Es Figueral. La playa no estaba llena, y hay excelentes cafés y restaurantes disponibles que ofrecen bebidas, bocadillos y paella. Se pueden alquilar kayaks, velomares y tablas de paddle.

Si te sientes activo y te gustaría ver más de la costa, te recomendamos una excursión en kayak a cargo de Kayak Ibiza. El kayak no fue para nada cansado, ¡y las paradas regulares para nadar, bucear y comer bocadillos hicieron que el viaje fuera mucho mejor! Quizás hubieras pasado por alto la excursión, pero definitivamente vale la pena si estás Es Figueral.

Es Figueral también es un buen lugar para pasar una noche en la playa con unas cervezas y bocadillos, y pasarás por el bonito pueblo de San Carlos donde puedes comer algo si te apetece en el camino de regreso. Además, también puede atraerte el ajetreo y el bullicio del cercano mercado hippie. No tuvimos la oportunidad de detenernos allí, pero la gente, los puestos y el ambiente eran atractivos.

El bonito pueblo de Santa Eulalia fue una buena parada en boxes camino a Es Figueral. En uno de los días más calurosos del año pudimos resguardarnos del sol con vista al mar y brisa marina. La ciudad es un buen lugar para comer, pasear por las tiendas, darse un chapuzón en el mar y tiene un ambiente diferente al de San Antonio.

Y si realmente te apetece hacer algo de ejercicio y adrenalina, entonces un tour en bicicleta eléctrica con Walking Ibiza debería satisfacerte. Dirigido por guías divertidos e informativos, es una excelente manera de ver impresionantes vistas de la costa de Ibiza. Pasarás calor y sudarás, ¡pero eso hará que la cerveza en la playa sepa aún mejor! Es adecuado para la mayoría de niveles, con algunas carreteras llanas y fáciles, ¡pero también muchas secciones técnicas con terreno accidentado y posibilidades de probar algunos saltos también! Sin embargo, al estar cerca de San Juan, está bastante lejos de donde se hospeda la mayoría de la gente, ¡pero aún así vale la pena el viaje adicional para una experiencia fantástica!


¿De verdad has estado en Ibiza sin haber estado en Ibiza ciudad? Diríamos que no. Es fácil coger el autobús allí por poco más de 2 € por trayecto, cada 15 minutos o media hora desde San Antonio, dependiendo de la hora del día. (Ten en cuenta que, actualmente, los autobuses no circulan de noche).

La ciudad de Ibiza tiene muchos bares y restaurantes excelentes, y Kaixo ofrece tapas de buena calidad. ¡No dejes de probar las patatas bravas y las croquetas de bacalao! El casco antiguo es un gran paseo y cuenta con una variedad de bares y restaurantes, desde pequeñas callejuelas en la zona vieja hasta vistas del puerto, o incluso espacios en plazas abiertas que se sienten bulliciosas y vibrantes de vida.

La mayoría de nosotros esperamos una temporada normal el año que viene, con Ibiza y los clubes de vuelta a su mejor nivel. Pero hasta entonces, existen bastantes posibilidades en la isla para mantenerte entretenido y entusiasmado si tienes poco más de veinte años.


TEXTO: Katie Devey y Linus Uhlig

Contenido relacionado