Estás aquí

Restaurantes de playa en Ibiza sublimes que frecuentar en invierno

El invierno es una gozada, especialmente si estás comiendo en la playa, viendo cómo las olas acarician la orilla.

Estamos en invierno pero eso no quiere decir que tengas que decir que no a tus ganas de comer en la playa. Con tantos días soleados que hemos tenido últimamente, es casi un crimen no aprovechar el sol al máximo, especialmente cuando todavía la puesta de sol es tan temprana. Aquí te presentamos nuestra selección de lugares óptimos donde disfrutar de una buena comida en estas fechas, mientras la isla se está desperezando de cara a la próxima temporada de verano. Mira nuestra guía de restaurantes para saber de más locales abiertos durante el invierno.


La Escollera

Es Cavallet

La Escollera se halla en lo más alto de la playa de Es Cavallet y rezuma clase y estilo, y llegar hasta allí a través de las salinas es una delicia. Toma asiento en alguna de sus terrazas a la sombra de palmeras y tómate tu tiempo a disfrutar de las vistas, que llegan hasta Formentera. El menú está presentado en una pizarra, y cuenta con platos fantásticos como paletilla de cordero o pescado fresco horneado a la sal. Deja sitio para probar algunos de sus postres que están “para morirse”, su tarta tatin es sensacional. Túmbate a lo largo de sus almohadones confortables para gozar de la música chill-out del DJ del restaurante.

Consejo: si el buen tiempo no acompaña, el restaurante sigue siendo acogedor en su sala interior y a través de las vidrieras no te perderás las vistas. Tienen hasta una chimenea para calentarse.


Hostal La Torre

Cap Negret, San Antonio

No es estrictamente un restaurante en la playa, pero es que el Hostal La Torre tiene una de las vistas más espectaculares de la Bahía de San Antonio. Sobre las rocas, tiene sitio para comer dentro o fuera. Los platos imaginativos están a la orden del día y hay un compromiso con la sostenibilidad con un plato de pescado del día, aunque a nosotros nos gusta su suculento cochinillo. Hay un menú de tapas para comer más ligero, todos los días a partir de la 13:00. Sentarse aquí en paz y tranquilidad, mirando al mar, es probablemente una de las mejores formas de pasar un rato de lo más agradable.

Consejo: levántate pronto y vete a desayunar allí para empezar un magnífico día invernal en Ibiza. Disponen de un menú contudente con p.ej: revuelto de tofu y croissant con jamón y queso que están para no dejar nada en el plato.


Bali Beach

Playa d'en Bossa

El idílico Bali Beach junto a la playa tiene algunas de las vistas más maravillosas de Playa d'en Bossa con un gran ambiente que va acorde con el lugar. El local abre desde mediodía hasta última hora de la tarde y ofrece un menú excelente de tres platos y gran relación calidad-precio de solo 17€. Todos los platos son caseros y hechos con amor, hay muchas opciones como Puchero o la ensalada de tomate ibicenco para empezar, de segundo lenguado fresco en salsa de naranja o filete con setas silvestres. ¡Sí!

Consejo: si prefieres evitar la hora punta del mediodía, pues pásate un poco más tarde y aprovecha los rayos de sol no tan fuertes.


ChIringuito Blue

Santa Eulalia

Felicidad absoluta junto al mar, del estilo beach club con un menú de cervecería con ingredientes frescos y de calidad. Tendrás que esperar hasta marzo cuando Chiringuito Blue reabra sus puertas y merece la pena esperar. Nos gustan particularmente los platos para compartir, que podrían ser tan sencillos como un plato de linguini con ajo y chilli o tan exquisitos como huevos, patatas crujientes y caviar. No te lo pienses dos veces si te apetece darte un homenaje y probar su carne gallega o pescado fresco. Los niños también tienen un menú equilibrado para ellos.

Consejo: sus cócteles no son de este mundo e incluso hay algunos sin alcohol para quienes tengan que conducir al volver a casa (Virgensita). Mi preferido es uno que lleva mezcal, Mad Mex.


Yemanja

Cala Jondal

En Cala Jondal te encontrarás Yemanja que te ofrece platos sabrosos todos los días del año. Esta playa se mueve en un ambiente diferente durante el invierno: nada de los ricos y famosos del verano y sintoniza con un ambiente más relajado y rústico. Aparca fácilmente y llégate hasta el bar y sus mesas acogedoras sobre la arena y rodeadas de las colinas repletas de pinos. El invierno es una época fantástica para apreciar sus aguas cristalinas y el ritmo de vida más pausado que se disfruta en esta hermosa playa.

Consejo: empieza por una selección de panes y allioli casero (salsa de aceite y ajo) antes de probar una de sus fabulosas paellas de marisco.


Restaurante Sa Caleta

Sa Caleta

El restaurante Sa Caleta es un antiguo refugio de pescadores convertido en la actualidad en un agradable local de propiedad familiar, con vistas a la playa y a los acantilados de piedra rojiza. Puedes elegir entre platos típicos de Ibiza y del resto de España como rape en salsa de marisco, diferentes tipos de paella o el delicioso bullit de peix. Obligatorio probar su "café caleta", café con una mezcla de licores, fruta y especias al que se le flanvea en la mesa en un recipiente de barro.

Consejo: date un paseo hasta el asentamiento fenicio del siglo VII a.C., pueblo que dio a la isla su nombre e intenta imaginar cómo era la vida hace unos 2700 años.


Texto adicional | Anne McPherson

Contenido relacionado