Estás aquí

Información sobre las playas y tu propia seguridad

Información útil sobre las playas de Ibiza

Geografía

La isla de Ibiza tiene una superficie de sólo 572 km2. Esto quiere decir que la distancia más grande por carretera es de 40 km; lo que significa que todas esas playas maravillosas están a menos de una hora de trayecto en coche, desde cualquier punto.

Accesos

La forma más fácil de explorar la costa y las playas es con un coche de alquiler, aunque se puede acceder a muchas de las playas con servicio de autobús de línea regular y/o servicio de ferries desde las zonas turísticas más importantes. (¡Los ferries son nuestra debilidad!).

Seguridad

Aunque muchas de las playas tienen alquiler de sombrillas, es mejor que lleves la tuya. El sol pega fuerte en verano, y siempre es conveniente recalcar la importancia de la sombra para los niños, bebés y las personas de piel clara.

¡No pierdas de vista tus cosas! Deja las tarjetas de crédito y pasaportes en la caja fuerte del hotel y no lleves mucha cantidad de dinero a la playa, sino lo justo para comer y tomar algo. Tampoco dejes cosas de valor en el coche.

La mayoría de las playas presumen de una superficie suave y arenosa, perfecta para chapotear cerca de la orilla. Ten mucho cuidado antes de tirarte de cabeza al agua - hay playas con fondo rocoso. ¡Mira bien antes de saltar!

Temperatura del agua

Mayo 18,5ºC

Junio 21,5ºC

Julio, Agosto y Septiembre 26ºC

Octubre 24,5ºC.

Refrescos

Casi todas las playas tienen bares o restaurantes, así que lleva algunos euros encima.

Medio ambiente

En la mayoría de las playas encontrarás grandes paneles informativos sobre la playa misma, incluyendo una foto aérea de la zona, qué servicios hay disponibles así como información sobre la flora y la fauna.

En muchas playas verás restos de algas, llamadas Posidonia Oceánica, que solo vive en el Mediterráneo. Existen grandes praderas protegidas entre Las Salinas y Formentera. Si encuentras algas en la playa es un buen indicador de la calidad de agua, puesto que la planta necesita agua limpia y transparente con alto contenido de oxígeno para vivir.

Los restos que son arrastrados a la orilla sirven para evitar que el mar se lleve la arena. Por eso, las algas solo se retiran durante los meses de verano. Y de hecho no las retiran todas: si te fijas, es posible que en los extremos de la playa todavía encuentres pequeños montones de alga seca. Y no, no se las han olvidado. Las han dejado ahí por algo.

En Formentera y en algunas playas de Ibiza, como la de las Salinas, existen preciosas dunas de arena que están protegidas por su fragilidad. Intenta caminar solo por los caminos señalizados y las pasarelas de madera, no entres en las dunas para andar ni para tomar el sol.

Más información

Tenemos información detallada sobre cada playa de Ibiza con los servicios y actividades que ofrecen y cómo llegar.