Estás aquí

Cala Llonga

Cala Llonga, Ibiza. Una espaciosa playa de arena fina bordea esta pequeña y popular localidad turística.

Ubicación: 10 minutos en coche desde Santa Eulalia o Ibiza ciudad
Servicios: hamacas, sombrillas, duchas, baños públicos (también para minusválidos), restaurantes, bares, tiendas, zona de juegos para niños, socorristas, acceso para discapacitados (también para entrar en el agua bajo supervisión de los socorristas con silla anfibia y muletas especiales)
Actividades: velomares, escuela de buceo, vóley-playa, zona de juegos en la arena, equipo de gimnasio al aire libre en el paseo
Tamaño: 180 metros largo, 100 metros ancho
Cómo llegar: en coche, bicicleta, o bus desde Santa Eulalia, a 7 kms. También en ferry desde Santa Eulalia e Ibiza ciudad en los meses de verano. Plazas de párking de pago cercanas a la playa y aparcamiento gratis en las calles próximas.

Esta es la playa de la pequeña y popular localidad turística de Cala Llonga, accesible por carreteras zigzagueantes con vistas espectaculares. Amplia y con suelo arenoso, bordea la pintoresca bahía con colinas de frondosos bosques de pinos a ambos lados. Queda, entonces, muy bien protegida y forma una potente trampa para los rayos del sol, así que es muy apropiada para quienes quieren volver a casa con un súperbronceado.

La poca profundidad del agua la hace especialmente apropiada para los peques de la casa, además de que dispone de una zona de columpios en uno de los extremos de la playa. Aunque mucha gente aprovecha las hamacas y sombrillas disponibles (en alquiler), tanta arena significa que siempre tendrás un hueco para tirar la toalla y crear tu espacio de confort.

Tiendas, bares y restaurantes se agrupan a ambos lados de la playa y a lo largo de toda la carretera. Todo queda muy a mano ¡así que no te vas a privar de nada! En verano también hay una pequeña feria con coches de choque, camas elásticas y coches eléctricos para los más pequeños.

Beach bars y restaurantes:

La misma playa está poblada de pequeñas cafeterías y restaurantes con una carta variada a precios módicos. Las calles próximas también dan cabida a locales que son pequeñas joyas del mundo de la restauración.

Una opción excelente no muy lejos de la playa es La Casita, una casa payesa convertida en un restaurante con unas vistas fabulosas y especializado en cocina austriaca. Visita también el restaurante Amante Ibiza en la cercana cala de Sol d'en Serra, a un breve paseo andando desde Cala Llonga.

Hoteles y apartamentos del entorno:

Hay un abanico amplio de apartamentos y hoteles en la zona, la mayoría a pocos pasos de la misma playa. Una villa con licencia turística es una alternativa interesante para que se alojen especialmente familias y grupos.

Obtén más información sobre esta localidad: Cala Llonga.

Contenido relacionado