Estás aquí

La celebración de la diversidad del Orgullo Gay 2021 ilumina San Antonio

Potentes actuaciones y alegre celebración en la arena.

Translated by

Después de un retraso de casi 15 meses, debido a C ****, el Orgullo Gay 2021 finalmente arrancó con un estilo espectacular en la Playa de s'Arenal, San Antonio, con una Celebración de la Diversidad abierta a cualquier persona.

Por primera vez, la playa de San Antoni fue la plataforma perfecta para este nuevo evento, con el mar Mediterráneo acariciando suavemente la orilla y las luces brillantes del escenario y los barcos en el puerto deportivo brillando en su superficie.

Al llegar, nos obsequiaron con una conmovedora y emotiva introducción operística al evento por parte de Mikel Opera, justo cuando se estaba poniendo el sol. Ligeramente desconcertados, nos sentamos en lo que parecía que iba a ser un refinado recital.

Minutos después, la glamorosa anfitriona de la noche, la drag queen Sandra Love, irrumpió en el escenario, con su séquito de asistentes enmascarados, subiendo inmediatamente el volumen a 10. Vestida con impresionantes trajes, vista por última vez en el cierre de Space, Sandra y sus amigos iniciaron una alegre celebración de House Music y Disco.

Con el apoyo de las pistas de acompañamiento de DJ Chechu, con quien ha colaborado para producir un himno para la ocasión, Rainbow Song, Sandra instó a los que miraban nerviosa o curiosamente desde la calle a que se unieran al evento gratuito. Al final de la noche, casi todos los asientos de la playa estaban ocupados.

El primer acto en vivo de la noche fue el de Selena Leo, originariamente la mitad del dúo one-hit wonder, Sonia y Selena, cuyo álbum y sencillo de 2001 del mismo nombre, Yo Quiero Bailar vendió más de 1 millón de copias en todo el mundo. Al celebrar el 20 aniversario del popular éxito, la audiencia se unió con entusiasmo. Con el respaldo de bailarines de la mitad de su edad, Selena culminó su animada actuación con una enérgica versión de Conga de Gloria Estafan y The Miami Sound Machine.

A continuación, Mercy, estrella en ascenso de Burlesque EDM de Los Ángeles, inició su set pirotécnico con una versión de alta energía de One Way Or Another de Blondie. Siguiendo con sus propias compilaciones, Dearest Alice y Broke Bad, Mercy y su equipo de baile mantuvieron las líneas de bajo estrepitosas. La seductora escupe fuego nos informó que "quería montar en nuestro palo de discoteca". ¡Quién se podía negar!

Los titulares de la noche fueron para la heroína local y Big Bad Bitch, Rebeka Brown, quien recibió una entusiasta bienvenida al llegar al escenario y se lanzó directamente al clásico Sun Rising Up de Deux, la pista que la encaminó hacia la realeza de la música house.

Veterana de 25 años de la escena gay ibicenca, en noches masivas como Matinée y Supermartxe in Space, Amnesia y Privilege, las poderosas actuaciones y la energía ilimitada de Rebeka aún traen el factor WOW.

Rebeka era dueña de cada centímetro del escenario, mientras nos invitaba a una mezcla vibrante de clásicos reelaborados del house y del pop. Himnos, como She's a Maniac de la película Flashdance, You Got the Love de Candi Staton, I Can't Feel My Face de The Weeknd, además de su propio éxito Millenium y, lo más destacado de la noche, Toca's Miracle de Fragma, tuvo al público adorándola al borde de sus asientos.

Fue una pena estar encadenado a nuestras sillas por las regulaciones de Covid, ya que todos estaban desesperados por levantarse y bailar. Sin embargo, cuando se quiten los grilletes, el evento del próximo año promete ser una celebración magnífica.

Felicitaciones al Ayuntamiento de San Antonio por tener el coraje de apoyar y patrocinar esta importante y bien organizada ocasión, recordando a todos la importancia de la tolerancia, el respeto y la diversidad en la sociedad. Si se convierte en un elemento fijo anual en el calendario de San Antonio, tiene el potencial de ser también un hito importante en el mapa cultural de toda la isla.

Contenido relacionado

desde 00