Estás aquí

The View at 7Pines Resort Ibiza alcanza nuevas cotas culinarias

El chef ejecutivo Andrés Fernández se esfuerza por obtener una estrella Michelin con un menú degustación espectacular y maridaje de vinos.

Translated by

Tanto si estás en Ibiza de vacaciones como si tienes la suerte de llamar a la Isla Blanca "tu hogar", hay ocasiones que exigen un toque extraordinario. Y para los entendidos culinarios, ¡The View at 7Pines Resort Ibiza ofrece precisamente eso!

En una cálida noche de verano de julio, el equipo de Ibiza Spotlight se alegró de ser invitado a probar el delicioso menú degustación creado por el chef ejecutivo Andrés Fernández.

Quizás una de nuestras partes favoritas de vivir en esta isla mágica es que siempre tiene un momento sorpresa inesperado bajo la manga, y desde el momento en que pusimos un pie en el comedor elevado de The View, ¡siguieron llegando!


Habíamos aceptado nuestra invitación a cenar con mucha emoción, deliberadamente comiendo ligero para no arruinar nuestro apetito para esta comida especial. Situado en los acantilados de la costa occidental de la isla al atardecer, en los tres años transcurridos desde su apertura, 7Pines Resort Ibiza se ha ganado una reputación por su elegante entorno, su maravilloso spa y sus excelentes experiencias gastronómicas.

Además de The View, el hotel de lujo también alberga la fabulosa terraza Pershing Yacht, perfecta para cócteles al atardecer y aperitivos japoneses, y el relajado y vibrante Cone Club. Pero en esta noche, estábamos entusiasmados por tomar nuestros asientos en el balcón con fachada de vidrio en forma de L que envuelve el edificio y ofrece un doble golpe de vistas impresionantes.


A la izquierda, una extensión de mar azul profundo, con una vista virgen sobre el impresionante farallón de Es Vedrá, envuelto de misterio y el tema de muchos cuentos fascinantes. A la derecha, la luz dorada del sol poniente mientras la bola de fuego desaparece entre las olas justo frente a tus ojos.

Al acercarnos a la mesa, este fue el primero de muchos momentos en los que la palabra "guau" se nos escapó de la boca.


Con un enfoque en productos locales de temporada de la más alta calidad, The View aboga por la cocina mediterránea moderna con influencias asiáticas. Los platos son elaboradas obras maestras de texturas, colores y sabores, con un toque contemporáneo.

Además del menú a la carta, los huéspedes que quieran dejar que Andrés Fernández los lleve a un viaje gastronómico pueden elegir entre una selección degustación de cuatro o seis platos, con la opción de añadir un maridaje de vinos seleccionado por el sumiller joven y prometedor de 7Pines Resort Ibiza. También hay disponible una versión vegetariana.


No pasó mucho tiempo antes de que los atentos camareros trajeran los primeros platos, un "comité de bienvenida" culinario, o amuse bouche, de bollos bao en miniatura rellenos de carne de langostinos frescos, un rollo de pasta finísimo en forma de penne cubierto con delicadas virutas de ternera trufada, un suflé de parmesano relleno de suave crema de champiñones y un ligero y refrescante cubo de melón infusionado con cítricos yuzu y vino de arroz sake.


Estas pequeñas delicias fueron seguidas por las ostras suaves como la almohada y más gordas que jamás habíamos probado, bañadas en una clásica vinagreta de cebolla roja y jengibre. ¡Hasta ahora, excelente!


Pero eso fue solo el comienzo, ni siquiera habíamos empezado con la primera ronda de platos de la selección de cuatro platos.

Dispuesto como una obra de arte en un plato, llegó el entrante: Hamachi de cola amarilla, también conocido como medregal o pez limón japonés, acompañado de un aderezo verde brillante de apio, pepino y yuzu.

"GUAU", no pudimos evitar exclamar después del primer bocado, la textura increíblemente suave pero sustanciosa del pescado reveló de inmediato la alta calidad de los ingredientes. Mientras tanto, la salsa verde picante explotó con sabores vibrantes, disminuyendo con un pequeño toque de especias.

Como también habíamos optado por el maridaje de vinos, saboreamos cada bocado con un sorbo del aromático y fragante Branco de Santa Cruz 2018 de Valdeorras (España), una elegante elección para este ligero entrante.


Mientras esperábamos nuestro próximo plato, no pudimos evitar distraernos con el espectáculo de la puesta de sol. Con algunos finos ritmos de deep house vagando por nuestros oídos desde la cabina de DJ al aire libre en el nivel inferior, la escena se había preparado mágicamente para una experiencia gastronómica muy especial. A nuestro alrededor, las mesas estaban llenas de parejas enamoradas y familias felices, por lo que es muy recomendable reservar con antelación.


A continuación, se sirvió un filete de pargo rojo con deliciosas perlas blandas de Fregola Sarda, un tipo de pasta italiana típica de la isla de Cerdeña, y una aromática salsa elaborada con alcachofas y trozos de naranjas frescas. Las texturas y los sabores estaban tan perfectamente equilibrados que ¡realmente era el paraíso en un plato!

Un favorito de Ibiza, las notas suaves y sofisticadas del famoso vino rosado Whispering Angel de Château d'Esclans de Provenza (Francia) fueron el acompañamiento lúdico perfecto.


Con el cielo volviéndose rosa, morado y, por último, de un azul tinta intenso, llegó el momento de nuestro plato principal: un dúo de carrillada y solomillo de ternera, este último cocinado a la perfección con rosa en el medio. Mientras tanto, la carrillera de ternera se deshizo en nuestra boca, contrastada con una crujiente y refrescante ensalada de nueces pecanas e hinojo, y rematada con un suave puré de chirivía.

Hasta ahora, todos los platos habían estado acompañados de exclamaciones de placer: y este no fue menos. Un cálido Château Haut Beauséjour de la región de Saint-Estephe en Francia con toques de frutos rojos realzó aun más los contundentes sabores de la carne dejándonos extasiados una vez más.


Con poco espacio para el postre, el broche de oro de la noche llegó en forma de mousse de chocolate negro Caraïbe 66% servido sobre una base crujiente de galleta y acompañado de rodajas de plátano caramelizado con cardamomo y coulis de maracuyá. Combinado de manera experta con un dulce y suave Eiswine Kracher Cuvée Liliac 2017 de Burgenland (Austria), saboreamos hasta el último bocado.


Espectacular de principio a fin, mientras nos preparábamos para volver a casa, la conclusión al unísono fue que ningún sibarita que se precie debería perderse esta experiencia gastronómica excepcional, ¡servida con un lateral de vistas impresionantes!

Para evitar decepciones, asegúrate de reservar con mucha antelación; ¡puedes reservar tu mesa aquí mismo!

Contenido relacionado