Estás aquí

Reseña gastronómica: Cala Bonita sirve el arte de la sencillez

Disfruta del lujo de los auténticos sabores mediterráneos en un entorno relajado, natural y apartado junto al mar.

Translated by

LA REALIDAD

¿Por qué ir? Para la experiencia ibicenca por excelencia de una cena relajada junto al mar.

¿Qué tipo de comida es? Mariscos frescos, pescados excelentes y algunas carnes abundantes.

¿Qué dietas atiende? La oferta de pescado y marisco es excepcional, pero también encontrarás deliciosas carnes a la parrilla de carbón y opciones vegetarianas.

¿Consejo de Ibiza Spotlight? El tartar de remolacha con helado de parmesano y trozos de queso de cabra.


Rodeado por algunas de las aguas más hermosas del Mediterráneo y bendecido con un promedio de 2750 horas de sol al año, no es de extrañar que gran parte de la oferta culinaria de Ibiza se centre en torno a la orilla del mar.

Enclavada en la escarpada costa de la apartada cala de S'Estanyol justo a las afueras de la ciudad de Ibiza, Cala Bonita abraza su pintoresco entorno con un toque de elegancia natural y un ambiente relajado.


El encantador restaurante de playa ofrece el lugar perfecto para un almuerzo prolongado y relajado saboreando los sabores frescos de las Islas Baleares y los espectaculares productos locales de Ibiza.

Tanto si quieres pasar un momento romántico de calidad con tu otra mitad o disfrutar de una comida relajada con familiares y amigos, recibirás una cálida bienvenida y tendrás muchas opciones para elegir gracias a la carta sencilla, pero deliciosa.


Un pequeño consejo para una ocasión especial: reserva con antelación y pide la mesa justo fuera de los muros de piedra seca detrás del icónico arco de piedra del restaurante, ¡y cena justo sobre el mar!

Una vez saciado el apetito, ¿por qué no disfrutar de un refrescante chapuzón en las aguas azules o asegurarse una tumbona en la suave arena y dejarse llevar por unos tenues ritmos baleares?


Para los lugareños y los visitantes habituales de la isla, Cala Bonita es sinónimo de elegancia natural y comida auténtica hecha con amor. Por eso, cuando escuchamos que para 2021, el chef español Ignacio Fernández del Rey se ha hecho cargo de las riendas de la cocina, ¡tuvimos que ir rápidamente a S'Estanyol para comprobar la nueva carta!


LA COMIDA

Cala Bonita se enorgullece de su cocina mediterránea simple y sencilla creando sabores atrevidos con ingredientes locales de alta calidad.

Con el nuevo jefe de cocina del restaurante que procede de la famosa región de Asturias, conocida por su amplia variedad de mariscos y fantásticas carnes y quesos, ¡sabíamos que estaríamos ante un festín!


Cuando llegaron nuestros entrantes, se nos salieron los ojos de las órbitas debido a los hermosos colores y la presentación imaginativa.

El ceviche de corvina con pulpo y vieiras hizo una explosión de sabores mientras que el ligero y refrescante tartar de remolacha servido con helado de parmesano y trozos de queso de cabra combinó a la perfección la dulzura de la remolacha con un acabado cremoso y decadente.

Una rueda de queso Lazana fundido servido con pan crujiente y salsa de manzana deleitó a toda la mesa: ¡un placer celestial para los amantes de los platos salados y abundantes!

De esta impresionante primera ronda de platos, ya pudimos confirmar que ¡el señor del Rey tiene el arte de equilibrar aromas y contrastar texturas a la perfección!


Con un vino rosado sedoso (del que hablaremos más adelante) dando vueltas en nuestras cabezas, nos sentimos muy felices empapándonos de las vistas a través de las sombrillas blancas que ondeaban con la brisa dejando que nuestra mirada se posara en las pintorescas cabañas de pescadores justo detrás.


Nuestros platos principales no fueron menos espectaculares, y saboreamos la carne blanda y dulce de cangrejo real fresco entremezclado con pimientos rojos y verdes.

Un enorme filete de rodaballo, frito con trozos de ajo y acompañado de apetitosas patatas fritas, nos cautivó con su tierna textura y su piel deliciosamente crujiente.

Por último, pero no menos importante, el aromático costillar de cordero con cuscús y un aliño de yogur fue una delicia, ¡una visita obligada para los amantes de la carne!


Como no quedaba mucho espacio, decidimos compartir un postre porque sería de mala educación no hacerlo, ¿verdad?

El "volcán de chocolate" es un plato ideal para compartir; una trilogía de finos fideos de "cabello de ángel" horneados en un nido crujiente que contiene una macedonia de frutas frescas, con una intensa mousse de chocolate negro que proporciona la "lava". ¡Es un postre colorido, dulce y ligero que encantará tanto a niños como a adultos!


LAS BEBIDAS

Tanto si quieres disfrutar de un almuerzo con toda la familia o celebrar una ocasión especial, la carta de bebidas es tan impresionante como la comida. ¡Desde zumos de frutas piadosos hasta cócteles pecaminosos, tendrás muchas opciones para elegir!

La sangría de cava y el Mezcal Mule nos llamó la atención al instante en la pizarra que indica las creaciones de coctelería de Cala Bonita, ¡y aquellos que quieran nutrir sus cuerpos también encontrarán muchas vitaminas en la carta!


Asimismo, la extensa selección de vinos de Cala Bonita tiene una bebida para cada ocasión. Cuidadosamente seleccionados, los expertos pueden elegir entre los mejores vinos espumosos como Veuve Cliquot, Ruinart y Dom Perignon, así como una amplia selección de blancos robustos y tintos suaves de Francia y España.

Por recomendación del equipo de Cala Bonita, bebimos un elegante rosado pálido Hacienda de Arínzano con vibrantes notas de frutos rojos y un toque cítrico, ¡perfecto para un caluroso día de verano!


Para nuestro segundo plato, cambiamos a un Montespina Verdejo fresco y suave con aromas de frutas tropicales y verdes, un agradable acompañante para platos de pescado blanco y marisco.


Con el apetito saciado, miramos con nostalgia las tumbonas que bordeaban la playa, casi listos para una larga siesta al sol.

Por desgracia, con nuestros escritorios llamando para escribir sobre la fantástica experiencia que acabábamos de tener el placer de disfrutar, de mala gana nos marchamos de Cala Bonita con el estómago lleno e incluso el corazón más lleno.

Reserva tu mesa aquí

Contenido relacionado

desde 00