Estás aquí

Escapadas geniales en el Paradiso Ibiza Art Hotel

Un lugar que supera las expectativas para un hotel: es la nueva sensación en alojamiento de Ibiza. 

camera

Muy diferente y sin duda original, el Paradiso Ibiza Art Hotel ha estado cautivando a los huéspedes desde que llegó a la escena hotelera de Ibiza el año pasado. No se limita simplemente a ofrecer camas cómodas, aire acondicionado y la importantísima Wi-Fi, sino que es un lugar destinado a la diversión y el entretenimiento increíble y, por supuesto, al arte. Fuimos allí para alojarnos como huéspedes y comprobar la maravilla art déco que se ha convertido en la nueva sensación hotelera de Ibiza.

Lo primero que te llamará la atención cuando llegues a este hotel será el diseño: colas de abanicos gigantes rosas surgen de torres gemelas a cada lado del hotel, algo que recuerda a un movimiento de diseño de Miami denominado MiMo. Es glamuroso, elegante y distinto a cualquier otra cosa que hayas podido ver antes.

Consigue los precios con descuento del hotel antes de finales de enero de 2019.

De hecho, el hotel hace hincapié en este movimiento de diseño, incluso en los tonos pastel que predominan, concretamente lavanda y muchísimo rosa, un color asociado a la extravagancia, la creatividad y la rebeldía, verás esta última en cosas como la zona de asientos rojos retro y de la era espacial frente a la recepción y su revista gratuita “Rock House”.


EL ARTE LO ES TODO

La Zero Suite, donde puedes ser una obra de arte viva

La pista que sugiere que este hotel es distinto reside en su nombre: el arte está literalmente por todas partes. En cuanto entramos en este precioso lugar, la enorme cantidad de arte moderno en las paredes nos dio ya una indicación de cómo el arte en general ha impregnado a este hotel. Nos encantó la biblioteca de arte con su mezcla de títulos de bellas artes, divertidos y subidos de tono. Encontrarás libros de bellas artes y fotografía, así como uno que cuenta la historia de la fotografía del desnudo, incluso uno con dibujos fetiches homoeróticos; está claro que los propietarios tienen tanto sentido del humor como estilo.

Desde la recepción, caminamos por un pasillo largo para llegar al museo de arte. Sí, también hay uno. Es un lugar agradable y tranquilo y nos gustaron mucho las geniales piezas surrealistas. También echamos un vistazo a la Zero Suite, que es la habitación del hotel con paredes de cristal en la que puede quedarse cualquier cliente a pasar una noche gratis. Lo que pasa es que te conviertes en una instalación de arte vivo, aunque no hay que preocuparse, el baño es privado, lo comprobamos.


HABITACIONES CON PERSONALIDAD

Nuestra habitación llevaba el nombre del artista Pau Sanz i Vila y su obra se encontraba encima de las camas. Cada habitación del hotel tiene un nombre de artista diferente con uno de sus cuadros. Los artículos de aseo en el baño son de otro nivel, todos con distintas leyendas: un gel de ducha llamado “Party and guilt removal” (supresor de culpa y fiesta) nos pareció muy apropiado para Ibiza con el champú “For messy and salty hair” (para pelo salado y despeinado), perfecto para limpiar los folículos después de la playa.

Ya teníamos una idea de qué esperar de las habitaciones por la gran cantidad de fotos de internet. Sin embargo, al verlo en persona con tus propios ojos las habitaciones realmente adquieren otra dimensión: las tiras de luces de neón, los marcos ondulados para los cuadros de arte moderno y los muebles, todo contribuye a crear un aspecto muy original y de estilo hotel boutique. No es de extrañar que este hotel haya sido un gran éxito en Instagram, ya que todo es muy visual. Después están las camas supercómodas, las toallas con iniciales, las neveras SMEG y la gran cantidad de espacio: todo ello se combina para convertirla en una habitación elegante y lujosa, y el refugio vacacional perfecto.


Y HAY MÁS...

La genialidad retro en la recepción del hotel

En la página web del hotel te recomiendan que pruebes el desayuno al menos una vez. Sin duda es una buena selección en la que hay de todo: desde jamón y queso a una auténtica feria al estilo inglés. Al ser británico y carnívoro, me llamó la atención esto último, mientras que mi pareja fue a por fruta y una de las riquísimas magdalenas. También hay algunos bollos cubiertos de chocolate con muy buena pinta para los golosos.

Mención aparte merecen algunos servicios extravagantes como tener un sombrerero en las propias instalaciones, Curro Coronel, y el estudio de tatuajes Coyote's. Sí, aquí incluso puedes adquirir algo de tu propio arte luciéndolo en la cabeza o bien grabado a fuego en el brazo izquierdo. Hay mucho con lo que entretenerse aquí, como las noches de cine semanal y los otros eventos culturales y musicales, algunos de los cuales se celebran en los otros hoteles del mismo grupo, Concept Hotels. El hotel tiene toda la información online, así como en la revista de la casa. Los recepcionistas son muy atentos y están dispuestos a ayudarte, así que si tienes dudas sobre la programación, pregúntales.

Con todas estas actividades en el Paradiso Ibiza Art Hotel, no te aburrirás, ni mucho menos. Lo más probable es que quedes fascinado por el resplandor que refleja la peculiaridad de este lugar. Fue toda una experiencia y no una noche más en un hotel, ahora os toca a vosotros probarlo en 2019.

Contenido relacionado