Estás aquí

El misticismo de Es Vedrà

Como es bien sabido, Ibiza es conocida por ser una isla de misterios, y sin duda, el mayor de ellos es el imponente islote de Es Vedrà.

Con casi 400 metros de altura, esta rocosa isla de piedra caliza, inhabitada, está situada a 2 km de la costa oeste de Ibiza, justo en frente de la playa de Cala d'Hort. Es una visita obligatoria en Ibiza, y por suerte cuenta con muchos miradores para disfrutar de su maravillosa majestuosidad.

Es Vedrà está envuelto en mitos y leyendas. El más famoso, es que es el tercer punto más magnético de la tierra (después del Polo Norte y el Triángulo de las Bermudas). Aunque no hay pruebas que lo demuestren, muchos afirman que los instrumentos de navegación se ven afectados en las cercanías de Es Vedrà. Pero ojo, porque si le sueltas esto a algún local, es posible que te ponga los ojos en blanco o se eche a reír. Puede que, sin duda alguna, sea solo un mito.

Aunque no sea magnético, puedes sentir la magia del islote cuando estás en frente. La manera en que se alza majestuosamente sobre el mar transmite una sensación de paz y magia absolutas. Y podemos decir que es un sentimiento compartido por todos los que lo visitan. Incluso sirvió de inspiración para la película de 1958 South Pacific, en la que era la imaginaria isla volcánica de Bali Hai.

Desde tiempos remotos, Es Vedrà ha aparecido en muchos mitos. Por ejemplo, se dice que fue el hogar de las sirenas y ninfas del mar que intentaron seducir a Ulysses al bordo de su barco en La Odisea de Homero. También hay creencias de que es el lugar de nacimiento de la diosa Tanit, cuya estatua encontrarás por toda la isla.

Otra creencia es que Es Vedrà se utilizó para construir las pirámides de Egipto, ya que se dice que la roca caliza tiene una concentración máxima de energía, parecida a la de las Pirámides, Stonehenge y la Isla de Pascua.

Si bien es poco probable dado que no hay rastros de canteras, es posible que la leyenda haya surgido a causa de la fuerza misteriosa que se siente cuando visitas la zona. Esto lo ha convertido en un lugar idóneo para la meditación y otras prácticas espirituales.

Otra de las leyendas más famosas que rodean Es Vedrà es que es la punta de la ciudad perdida de la Atlántida. Posiblemente sea debido a la cercanía con la cantera de piedra arenisca de Sa Pedrera, que fue bautizada como Atlantis por los hippies que llegaron a la isla en la década de los 60 y que vivían allí en una gran cueva natural.

Muchos también afirman haber visto ovnis sobrevolando Es Vedrà, e incluso se cree que hay una base alienígena secreta bajo el mar, y que es un portal de entrada y salida a parte de un faro para su navegación. Muchos pescadores locales también afirman haber visto objetos extraños y círculos de luz que emergen del mar, cosa que no ha hecho más que acrecentar el mito.

Sea o no cierto, muchos tienen la creencia que Es Vedrà posee tanto una energía curativa así como una energía creativa muy inspiradora.

Dejaremos que lo juzgues tu mismo, pero solo por si acaso: cuando lo visites, asegúrate de pedir un deseo a ver si se hace realidad. Si hay algo seguro es que una vez hayas visto Es Vedrà de cerca, no lo olvidarás fácilmente.

Contenido relacionado

desde 1717
desde 2222
desde 2525
desde 00