Estás aquí

San Miguel, Ibiza

Sant Miquel es una puerta de entrada a la zona más natural y de costa más abrupta del norte de Ibiza.

El pueblo y su iglesia fortaleza, construida entre los siglos XIV y XVIII, ocupan una posición dominante desde el campo hasta la costa, en el Puerto de San Miguel.

Actualmente la iglesia es más un punto turístico para que los turistas pueden absorber un poco la manera de vivir de las gentes de Ibiza. Es también la sede de demostraciones de "ball pagès", baile folklórico que practican los grupos locales los jueves a las 6 de la tarde en verano.

El pueblo tiene su propia red de barecitos y restaurantes. Ca´n Rei es un restaurante tradicional con sus propias tapas, mientras que Es Bosc, una finca pequeñita con su jardín sombreado, que sirve tapas, carne y pescados, está situada justo a las afueras en la carretera hacia Santa Gertrudis.

Puerto de San Miguel merece la pena que lo visites solo por echar un vistazo a la mansión grandiosa que se encuentra en la Illa des Bosc con vistas al puerto. Su propietario es el dueño de una cadena de centros comerciales holandeses. Un multimillonario ruso la alquiló recientemente para celebrar un concierto privado con la asistencia de Julio Iglesias y los Gypsy Kings.

Sin embargo, no te hace falta tener la cartera tan abultada para pegarte un festín de marisco junto al mar en Port Balansat, uno de los restaurantes de pescado más reputados de Ibiza.

La Cueva de Can Marça, un antiguo escondrijo para contrabandistas, supone una alternativa interesante a visitar. Su acceso está bien señalizado y se encuentra de camino hacia Benirràs, famosa por sus puestas de sol al sonido de los tambores de la comunidad hippy.

Información util

Fiesta Local: 29 de septiembre

Contenido relacionado