Estás aquí

San Miguel, Ibiza

El tradicional pueblo de San Miguel es la puerta de acceso a la escarpada costa menos explotada del norte de Ibiza.

camera

Situado en una posición dominante, el pueblo, con su iglesia-fortaleza, construida entre los siglos XIV y XVIII, domina todo el paisaje hasta la costa en el Puerto de San Miguel, que en su día fue el puerto pesquero de San Miguel y que ahora es una pequeña localidad turística muy popular.

Mercado artesanal y danzas folklóricas

Todos los jueves de verano por la tarde-noche, la bonita iglesia blanca en lo alto de la colina es un popular punto de reunión tanto para residentes como para turistas, con un pequeño mercado artesanal, acompañado de bailes típicos tradicionales y música en directo.

Restaurantes y bares

El pueblo tiene una buena proporción de pequeños bares y restaurantes, también algunos internacionales, con buena reputación.

En el Puerto de San Miguel y la cercana playa de Benirrás encontrarás una buena selección de restaurantes en la playa que ofrecen marisco y pescado fresco. Santa Gertrudis se encuentra a tan solo 10 minutos en coche; este sofisticado pueblo es el centro gastronómico de la isla, ya que consta de una variedad de pintorescos bares y restaurantes locales que se adaptan a todos los gustos y bolsillos.

Localidad de playa

El cercano destino vacacional familiar de Puerto de San Miguel bien merece la pena una visita, aunque solo sea para contemplar la magnífica mansión de la pequeña isla privada de Illa des Bosc, a unos cientos de metros frente a la playa.

La fina arena dorada se extiende un largo tramo hacia el interior, por lo que hay mucho espacio para poner la toalla y disfrutar de juegos en la playa. Unos altos acantilados protegen las aguas cristalinas, que son seguras para el baño y los deportes acuáticos.

Cosas que hacer

Los bonitos alrededores invitan a pasear, hacer excursiones, paseos en barco y otras actividades.

Consejo de Spotlight: si caminas a lo largo de la costa del Puerto de San Miguel, en la parte izquierda de la playa, encontrarás una pequeña playa oculta con casetas de pescadores tradicionales. Si continúas el camino costero hacia arriba, llegarás a la torre de vigilancia de Torre des Molar; si te atreves a subir las estrechas escaleras, podrás disfrutar de unas vistas impresionantes desde su azotea.

Cueva de contrabandistas

Muy por encima de la playa de Puerto de San Miguel encontrarás la entrada a la cueva de Can Marça, un antiguo refugio para contrabandistas. Hay rutas guiadas a través del sistema de cuevas con fascinantes formaciones de estalactitas, e incluso una cascada subterránea.

Si continúas por la carretera que sube a la cueva, te llevarás una agradable sorpresa. La carretera serpentea por la costa y ofrece unas vistas espectaculares de la escarpada costa hasta descender a la playa de Benirrás, famosa por sus fiestas de los tambores con la puesta de sol.

Fiesta local

El día del patrón del pueblo, San Miguel, es el 29 de septiembre. En las semanas en torno a esta fecha, hay una pequeña feria y se celebran muchos actos culturales.

Contenido relacionado