Estás aquí

Paseo en barco Saga Ibiza: una experiencia como ninguna otra

Este viaje en goleta es una de las formas más hermosas e impresionantes de ver la costa de Ibiza y Formentera.

Translated by

Permítenos preparar el escenario: un hermoso día de verano en Ibiza, el Mediterráneo cristalino se extiende frente a ti, la isla más pintoresca de las Baleares te espera y una hermosa goleta antigua está amarrada lista para llevarte en un relajante viaje hacia profundas aguas turquesas.

Mientras el hermoso Saga surca las brillantes aguas azules de la costa ibicenca, las velas ondean al viento, las risas resuenan en la cubierta y las bebidas fluyen sin límites.

Partiendo de la ciudad de Ibiza, el casco antiguo y el castillo se ciernen sobre la bahía, su magnificencia llama la atención, brindando a los clientes la oportunidad de tomar fotos y maravillarse con la vista. A medida que avanza el viaje, los pasajeros se instalan en la cómoda embarcación, ya sea reclinándose en las amplias tumbonas de color crema o sentándose con las piernas por la borda, sumergiéndose en el mar mientras el barco cabalga sobre las olas.

El casco amplio del barco permite un viaje estable, brindando a los pasajeros un amplio espacio para relajarse y admirar las impresionantes vistas. En los días en que hay bastante brisa, las velas se alojan hasta el mástil, lo que permite al Saga navegar a lo largo de las olas del Mediterráneo. Pura felicidad.

La amable tripulación, completa con camisas a rayas a juego, ofrece a los huéspedes generosas copas de suntuosa sangría y se detiene para charlar, informando a los que están a bordo de lo que supondrá su viaje a Formentera... la emoción se agita ante la mención de la paella y el SUP que vendrá.

A lo largo del viaje a Formentera, los ritmos ambientales dan una serenata a los que están a bordo, proporcionando el paisaje sonoro perfecto para el escenario, una mezcla idílica de relajación y ritmo.

Al llegar a las aguas cristalinas, los clientes tienen tiempo suficiente para saltar de la hermosa goleta, nadar y refrescarse, un refrescante descanso del glorioso sol del mediodía. Abundan las actividades: saltar desde la magnífica proa, hacer esnórquel y avistar peces debajo, o remar alrededor del barco.

El aroma de los mariscos frescos y fragantes que se cocinan en la popa del barco flota hacia los invitados que nadan, haciendo que se les haga la boca agua mientras continúan disfrutando del sol.

Cuando volvimos a subir a bordo de Saga, nos encontramos con la llamada de la paella. Fresca, deliciosa y rebosante de ingredientes locales, esta es una de las paellas más ricas disponibles en la isla. Cada porción estaba repleta de cangrejos, almejas, mejillones, gambas y mucho más.

El delicioso plato se combinó con pan y alioli, una refrescante ensalada de tomate de origen local y copas de vino helado, el rosado en particular es uno de los favoritos. Mientras nos sentábamos en la terraza, salados y bañados por el sol, no podíamos imaginar una comida más perfecta.

En poco tiempo, piña y melón maduros y jugosos se presentaron en bandejas, brindando un final delicioso a nuestro tiempo en Formentera. Con un chapuzón final para lavar los jugos, estábamos en camino. La gente holgazaneaba en la cubierta, aprovechando la oportunidad para dormir una siesta o charlar con otros pasajeros. Otros bebieron vino, cerveza o refrescos, admirando las vistas en el viaje de regreso a Ibiza.

Esta excursión navega una vez por semana a modo de paseo en barco. Reserva aquí tu viaje al paraíso en Saga.

Saga Ibiza también se puede alquilar como un alquiler privado exclusivo, encuentra todos los detalles aquí.

Contenido relacionado

desde 140140

Shopping basket

Cargando