Estás aquí

Siguiendo la tendencia hacia un futuro más ecológico

El Ayuntamiento de Ibiza instala cuatro puntos de recarga de agua potable gratuita para abastecer a turistas y residentes y reducir los residuos plásticos.

Translated by

En un movimiento innovador para reducir la dependencia de las botellas de plástico de un solo uso, el Ayuntamiento de Ibiza ha instalado cuatro fuentes de agua públicas en la ciudad. Las fuentes, que proporcionan agua potable filtrada gratuita, significan que los residentes y turistas podrán rellenar sus botellas de agua sostenibles y, por lo tanto, reducir los desechos plásticos.

La iniciativa es una colaboración con Cleanwave.org , un colectivo sin ánimo de lucro con sede en Baleares que reconoce la urgente necesidad de aportar soluciones al creciente problema del plástico de un solo uso, reemplazando la mentalidad de tirar por una reutilización más ecológica y consciente.

Para ponerlo en contexto, en las Islas Baleares se consume la asombrosa cantidad de alrededor de 1,5 millones de botellas de plástico de agua al día. ¡Esa es una tasa de consumo de no menos del doble que la de la Península!

El Ayuntamiento ha instalado las dos primeras fuentes en la Plaza Sa Graduada, en el centro de la localidad, y en la Plaza Julià Verdera, junto a la playa de Figueretas. Las otras dos estarán en el Paseo Juan Carlos I, que discurre junto al puerto deportivo, y en el Parque de la Paz, en la Avenida Isidor Macabich.

Puedes encontrar sus ubicaciones exactas, así como las de los restaurantes que ofrecen agua filtrada gratis en la aplicación de Cleanwave. Armado con esa información inspiradora, ahora puedes disfrutar de tus vacaciones en Ibiza sabiendo que estás haciendo tu parte para preservar la ecología de la isla.

Desde su fundación en 2017, Cleanwave Foundation afirma que sus puntos de recarga han ahorrado más de 11 millones de botellas. Esa es una contribución impresionante para crear un mejor medioambiente. En definitiva, el sueño de la organización es que los residuos plásticos desechables desaparezcan por completo de Baleares en 2030.

Contenido relacionado