Estás aquí

Km5, Ibiza

Las personalidades más interesantes de Ibiza se asoman a este local para beber, bailar y comer de lujo

Situado en el campo a 5,6 km de Ibiza, en la carretera que une a la capital de la isla con San José, el restaurante y lounge bar de lujo Km5 ofrece un ambiente tranquilo donde tomar cócteles o dejarse llevar por la alegría y el glamour de las fiestas nocturnas.

Casa payesa en sus orígenes, el local fusiona los estilos tradicionales rústicos de Ibiza con elementos decorativos de último moda, sirviendo de atracción a curiosos y a la alta sociedad de la isla. Hogar de un público muy consciente de la importancia de la moda, Km5 dispone de su propia línea de ropa y accesorios a la venta en la boutique junto al restaurante. La colección destaca por diseños detallados de blusas de seda estampadas a mano, vestidos largos, chaquetas de lentejuelas y tops personalísimos en tonos color tierra y grafismos tribales - diseños extravagantes y con estilo propio que consecuentemente muestran un precio que se corresponde con su calidad. Km5 está orgulloso de su participación en la promoción de la moda y la cultura en Ibiza, siendo responsable de la organización de una galería donde se exponen las obras de artistas locales e internacionales.

En su exclusivo restaurante gourmet (aconsejamos reservar con antelación) brilla la calidad con una carta repleta de sabores de la alta cocina, diseñada por el Chef Jefe Emiliano Savastano, que lleva desarrollando su profesión en las cocinas de Km5 desde hace muchos años. Además de la zona del restaurante, decorada con preciosas lamparas de araña y separada del bar interior por una partición acristalada, Km5 también presume de un jardín increíble, plagado de palmeras y naranjos surcados por luces LED. La primera bienvenida la dan unos asientos color crema y sombrillas acompañadas de mesas tipo baúles que irradian un intenso brillo anaranjado. A un lado de la zona exterior del local hay una carpa a lo beduino con sofás de cálidos tonos naranjas, lámparas de araña rojas y mesas de madera excepcionalmente talladas.

Siempre hay una buena música de fondo detrás de una velada en Km5, gracias a sus DJs residentes que a veces se ven acompañados por DJs principales, a los que se les podrá escuchar bajo las estrellas o en la cabina del DJ de la pista de baile interior, ¡donde se crea un ambiente más de discoteca que de bar!

La clientela que visita Km5 ronda una edad más madura que quienes acuden a los locales de Playa d'en Bossa, pero no les tienen que envidiar nada a la hora de disfrutar de la noche - una fiesta en Km5 se puede resolver con un par de copas sentado tranquilamente en agradable conversación o terminar siendo una maratón de baile y desfogue junto a un buen puñado de protagonistas de la industria musical y turística de Ibiza. Aunque ya ha dejado de ser ese lugar rústico de antaño, el Km5 de la actualidad es uno de los establecimientos de ocio de referencia en Ibiza, punto de encuentro de un atractivo público internacional, especialmente en las fiestas de apertura y cierre de la temporada, eventos que brillan con luz propia.