Estás aquí

Opinión: Feria Medieval

Descubre por qué la Feria Medieval merece estar presente en tu agenda. Entrada gratis, diversión (¡a montones!)y merecedora de unas mini-vacaciones de fin de semana en el glorioso mes de Mayo.


By Spotlight
1 / 1

Dalt Vila (su traducción literal es “Ciudad Alta”) es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y uno de los enclaves más emblemáticos de Ibiza, emergiendo imponente sobre el puerto y la propia ciudad de Ibiza. Es la zona más antigua de Ibiza ciudad, remontándose hasta el año 654 A.C.

Medieval Festival, Dalt Vila, 2012

Incluso en los días en que no hay eventos especiales es una forma fabulosa de pasar medio día simplemente paseando por la zona, admirando las vistas espectaculares desde prácticamente cualquier dirección y disfrutando de la comida de uno de los restaurantes dentro de las murallas del barrio histórico.

La Feria Medieval es un festival anual de quince días, celebrándose eventos por toda la isla hasta la gran culminación en una feria-mercado-espectáculo de tres días dentro de las murallas del barrio histórico.
Subestimé totalmente el tamaño de la fiesta y teniendo sólo dos horas para explorar paseé tranquilamente, dejando que mis cinco sentidos se empaparan hasta el fondo.

Los puestos callejeros estaban situados en fila por muchas de las calles y me impresionó la calidad de la mercadería expuesta. No se trataba de una reunión de comerciantes de baratijas sino una colección exquisita de artículos mediterráneos y norteafricanos.

Varitas de incienso y jabones orgánicos iban acompañados por ornamentos y perfumes elaborados localmente.
Puestos de carne a la brasa, de quesos, panaderías especializadas estaban situados junto a colecciones increíbles de hierbas, especias, tés, cafés y ¡refrescantes Mojitos hasta arriba de hielo!.
Artesanos vestidos a la vieja usanza, sentados bajo el sol, mostraban su saber hacer. Carpintería, teñido de lana, almazaras, cestería, la lista crecía y crecía.

Medieval Festival, Dalt Vila, 2012

Cuanto más arriba más subiendo en tu camino hasta la cima de la colina, te vas encontrando con carne de cerdo y cordero a la parrilla torrándose deliciosamente, elaboración de pizzas ante tus propios ojos, enormes recipientes de fruta fresca y ensaladas, aceitunas y otros productos regionales tentadores hasta más no poder. Se cubren todo tipo de dietas en este despliegue espectacular de diversidad culinaria.

Es un Festival más que un mercado y las calles se engalanan con banderas y toldos para crear espacios a la sombra que te mantengan aliviado mientras caminas por las calles empedradas.
Hay animación frecuentemente; músicos tradicionales, tanto por sus instrumentos como por sus vestimentas, desfilan por el lugar. Actores y actrices callejeros pasan a continuación capturando la atención del público de todas las edades con sus ropas festivas y actuaciones divertidas. Las sonrisas brotaban en abundancia igual en jóvenes que en mayores. Se ofrecían en los puestos muestras gratis a la gente que pasaba, quesos, carnes, pan, chocolates, una fiesta para los sentidos.

Medieval Festival, Dalt Vila, 2012

Al dar la vuelta a una esquina me topé con una exhibición de aves de cetrería, dispuestas dentro de una enorme tienda oscura. Una lechuza giró la cabeza y me hizo un guiño. Dos veces al día hacen demostraciones de vuelo con estas criaturas increíbles, muy por encima del puerto extendido a los pies de la ciudad, con espacio suficiente para que el público observara cómodamente el espectáculo, fascinados bajo el sol impresionante de Mayo.

Y aunque la gente acude en masa, hay lugares amplio donde apartarse, hacer una pausa y mirar alrededor. Lugares amplios donde sentarse y disfrutar de una bebida refrescante.

Lo único que me entristeció un poco fue la falta de accesos habilitados para discapacitados. Una ciudad con casi tres mil años de historia no admite la opción de ser accesible para las sillas de ruedas.

Debía marcharme (con mucha pena) después de dos horas pero tenía la sensación de que podría pasarme los días enteros explorando los puestos, sonriendo a los actores que entretienen al público o maravillándome ante las exposiciones, bajo un cálido sol que anuncia la pronta llegada del verano.

Medieval Festival, Dalt Vila, 2012


Para ver algunas de las fotos de este año visita por favor nuestra Página en Facebook – le hemos dedicado un álbum al evento de este año.
 


Últimas noticias

Oozing cool and stylish, this Ibiza villa, brand new to Spotlight, is an absolute beauty.

Never get stranded again with this handy Ibiza Bus phone app with timetables, routes, stops and maps

Pivotal in the fight against the Ibiza oil rig project, Spanish environmental lawyer José Ortega hel

Can Dani in Formentera romps away with the prize of the region's first Michelin starred restaur

Estás aquí