Estás aquí

Opinión: Luciano en la Ushuaïa Opening 2012

Ushuaïa despacha una deslumbrante y decadente incursión en el house más profundo.


By Spotlight

Luciano comienza como tiene intención de continuar, estableciéndose sin problemas en su franja de los jueves en Ushuaïa…

Pero es mejor confesarlo todo, hasta el jueves pasado por la noche nunca antes había pisado Ushuaïa, así que no solo visitaba el local con los ojos bien abiertos y siendo todo oídos, sino que el horario de las sesiones me pilló totalmente desprevenida. ¿Quién iba a saber que a Laurent Garnier le tocaría pinchar tan pronto? Estaba claro que todo el mundo, ya que cuando llegué, Ushuaïa estaba hasta arriba y apenas logré escuchar los últimos sonidos de Garnier engullidos por el bullicio y mi propio lamento de decepción. Por suerte, Spotlight tiene ojos y orejas en todas partes y me he informado de que sí, su sesión fue excelente y sí, pinchó ese rotundo sonido que encandila de un original Gnanmankoudji, probablemente mientras iba tragando moscas en la moto. Aprendí la lección a la fuerza.

Cuando Luciano tomó el relevo de los platos ante gritos de aprobación, decidí darme una vuelta por el local. Descubrí lo que podría describirse como un safari de plástico con estilo: estatuas de ranas bailando el vals, cocodrilos en reposo, una progresión de hormigas y leones al ataque esparcidos por la arquitectura encalada y lisa que rodeaba un gigante charco de agua con cloro, en la que los más valientes entre los valientes de los asistentes chapoteaban (en la parte poco profunda, claro está). El local era decadente y recreaba a la perfección cierta parte de la vida de Ibiza. El escenario histriónico, las luces deslumbrantes y el espacio al aire libre dotaron a Ushuaïa de un ambiente de festival, pero sin el barro.

Mientras tanto, Luciano hizo que las masas se movieran con su habitual y animada línea de bajo de house profundo y percusión tribal. Al igual que en la fiesta de inauguración de Ushuaïa de la semana pasada, pinchó un tema de misterio con un eufórico riff de piano dos veces en unas horas… ¿nos tenemos que dar cuenta de algo, Luciano? Bueno, funciona, todos nos morimos por que se ponga a la venta ese tema fabuloso, espero que sea ya inminente.

Las cosas marchaban sobre ruedas hasta que pinchó la remezcla número 130.000.000.000 del niño bonito australiano, Gotye, Somebody That I Used To Know. Como australiana que descubrió a Gotye cuando todavía usaba pañales, las remezclas de esta canción son mi peor pesadilla. Sin embargo, estaba en notable minoría. A los primeros atisbos de la letra estallaron las ovaciones y la remezcla fue un éxito rotundo para todos. ¡Bah! ¡Tonterías!

Pronto me libré de mi tirria a Gotye con la explosión de MARIPOSAS DE CONFETI sobre mi cabeza, siempre un acierto inmediato. Llamadme cría, pero cuando quedaron atrapadas en la luz dorada, me puse todo sensible. Me quedé con el cuello estirado y boquiabierta con sonrisa de boba durante probablemente más de la cuenta… ¡pero MARIPOSAS!

Hacia el final de su sesión, Luciano reestructuró radicalmente su habitual línea de bajo oscilante profunda: el ritmo subió, el bajo fue un poco más directo, los hi-hats más estridentes y parecía que los sintetizadores se habían sacado directamente de los 90. Esta conversión hacia algo un poco más conciso y contundente de veras que propulsó la sesión y elevó sensiblemente el ambiente. Este cambio de estilo estuvo bien claudicado por la propia remezcla de Luciano de la versión etérea de Creep de Radiohead por Scala y los hermanos Kolacny. Fue una versión inolvidable de una canción conocida y fue todo un momentazo para aquellos abiertos a ella.

Por tanto, me he estrenado con Ushuaïa y a pesar de algunas penosas meteduras de pata por mi parte, fue una experiencia realmente amena. A juzgar por la cantidad de gente que había, supongo que los jueves noche en Ushuaïa van a estar muy concurridos durante todo el verano. Y con razón, porque aparte de Luciano siempre va a haber invitados de calidad esas noches (¡la próxima semana vienen Radio Slave y Nina Kraviz!).

More about: Ushuaïa, Luciano at Ushuaïa


Últimas noticias

The house scene’s most prolific newcomer discusses his first Ibiza season as a resident DJ, producti

One of the biggest and most consistent parties on the island shuts down for the season.

Rising stars, ones to watch, future heroes...

Demonic DJs, vampire ravaged restaurants and hotels haunted by the hounds of hell.

Estás aquí